17 nov. 2014

Erasmus + y las universidades de América Latina

Como parte de la reformulación de sus estrategias, la Unión Europea apostó por reestructurar significativamente sus instrumentos de cooperación internacional para el período 2014 – 2020. En el ámbito de la educación superior el rediseño de sus programas e iniciativas de cooperación se materializó con la conformación de un gran programa de alcance global que heredó el nombre del programa estrella de cooperación universitaria dentro del espacio europeo.

De esta forma, las autoridades comunitarias decidieron poner en órbita el Programa Erasmus +, una especie de programa sombrilla en el que se aglutinaron bajo una misma identidad los programas de enseñanza a lo largo de toda la vida (Erasmus, Leonardo da Vinci, Comenius y Grundtvig), así como el Programa Juventud en Acción y cinco de los programas de cooperación internacional (Erasmus Mundus, ALFA, Tempus, Edulink y el programa para la cooperación con los países industrializados).

Dejaban así de existir programas específicos para la cooperación de la Unión Europea con las diferentes regiones del mundo y se pasaba a un esquema que de antemano supone una mayor competencia tanto por los fondos como por atraer la atención y el interés de los socios europeos que con la nueva estructura están obligados a trabajar de forma prácticamente simultanea en la presentación de propuestas de proyectos con sus interlocutores en todas las regiones del mundo. En el caso específico de la cooperación universitaria con América Latina, desaparecían el programa Eramus Mundus que había de alguna forma remplazado al Programa de Becas de Alto Nivel (ALBAN) y el Programa ALFA que desde su primera edición en 1994 se había convertido en el principal instrumento de cooperación en materia de educación superior entre las dos regiones.

Tomando en cuenta las novedades que Erasmus+ introduce en la dinámica de cooperación entre las instituciones de educación superior de las dos regiones, hemos querido compartir esta presentación en la que intentamos destacar los principales elementos de interés para que las universidades latinoamericanas puedan participar activamente y aprovechar al máximo las oportunidades que este nuevo instrumento de cooperación ofrece. 

La primera convocatoria para proyectos que inician en 2015  ya fue lanzada y estará abierta hasta el próximo 10 de febrero. Ojalá que esta presentación sea de utilidad para aquellas instituciones que están interesadas en presentar una propuesta de proyecto en esta o en próximas convocatorias del programa. Éxitos.


1 comentario: